Presentación del libro «Aforo imcompleto» de Sandra Barrera

Intervendrán en el acto:

Alberto Guerra Obispo poeta y prologuista del libro

Julio Santiago poeta y pintor

Gatoperro músico

Basilio Rodríguez Cañada presidente del grupo editorial Sial Pigmalión

y Sandra Barrera autora del libro

Sandra Barrera Martín no es poeta. Ni siquiera es estudiante de filología, ni actriz; tampoco pintora ni modelo. En realidad es una matrioska que alberga multitud de formas escondidas tras capas de curiosidad y de deseo. Sí, si tuviera que definir con una palabra a esta polifacética madrileña nacida hace veinte años en Carabanchel elegiría Deseo. Es su deseo infinito el que la convierte en una artista multidisciplinar y camaleónica. Escribe porque desea escribir; pinta porque desea pintar; actúa porque desea actuar; y no creo que pudiera elegir sola una de sus innumerables pasiones aun siendo apuntada con una pistola en la cabeza, obligándole a escoger. Seguramente moriría. Cambia de habilidad como cambia de color de pelo; y es justo ese deseo innato el que impregna todo su universo creativo. Echémosle la culpa a él de la existencia de este libro, su primer poemario, una colorida red de poemas y pinceladas de prosa poética que nos empapan de un amor tangible, doloroso, asfixiante. Sandra ama con el rojo intenso de la sangre, con el amarillo abrasador del desierto, con el azul inmenso que comparten mar y aire; ama de forma salvaje, anatómica, primaria. El deseo desgarra dentro y fuera de su piel, cualquier músculo o hueso puede ser partícipe del éxtasis o la desgracia: “agárrate a mis vértebras, / acaríciame con los dientes, / párteme los huesos / en un abrir y cerrar de brazos”. Todo su cuerpo ama, y a la vez, todo su cuerpo sufre porque su amor es una moneda con dos caras contrapuestas fundidas con el mismo níquel.

Este festín poético ya está listo para servir y estáis todos invitados a la mesa, el Aforo, aún, está Incompleto. Degustemos los bajos fondos y las glorias no benditas de un amor de poca cara y mucha cruz; un amor que, a fin de cuentas, cualquiera de nosotros ha disfrutado y sufrido. Brindemos por este manjar y descubramos, juntos, todas las sombras que cohabitan en el ser humano y que debemos llevar a cuestas en el empinado balance de la vida.

Alberto Guerra Obispo

 

Fecha

27/05/2015

Hora

07:00 PM