De dentro hacia fuera – Miguel Ángel Delgado

¿Poeta que canta? O ¿Cantautor que versa?

Sea como fuere Miguel Ángel saca lo que lleva dentro y lo regala, demuestra que se cree lo que hace y lo comparte.
Libertad estaba muy justa de público cuando comenzó el concierto y poco a poco cuando fue avanzando esa sensación fue desapareciendo hasta olvidarse. Miguel Ángel va compartiendo de una forma amena. Tranquilo y sereno va “jugando” con el pasado y poco a poco te mete en su historia: en Platero, en sus amores, en sus ciudades, en definitiva te mete en su vida. La comparte de tal forma que pareciera que nos lo cuenta individualmente a cada uno de los que estamos en la sala, parece que nos canta individualmente, o quizá para decirlo de una forma más clara tendría que decir que hizo de los que estábamos en Libertad un todo y eso que yo no conocía a casi nadie.


Sin que te des cuenta te cautiva, va sacando su yo más íntimo, sin importarte, si desnuda el alma, el ser, los sentimientos, o por lo menos esa es la impresión que me da. Creo que eso es lo único importante.
Durante el concierto fue caminando por canciones antiguas y nuevas, en algunas de ellas este cantautor que versa se detiene, olvida por un momento la melodía de la canción y recita.
Sus historias son creíbles, las sensaciones que transmite reales. si a todo esto le añadimos la maravillosa compañía de Eliyah se puede decir que fue un concierto perfecto.
Espero que pronto los que vais leyendo estas crónicas le busquéis y vayáis a verle.
Hoy me levante haciéndome una pregunta: ¿Cómo sería un concierto de Miguel Ángel con un Libertad lleno?, y creo que tengo la respuesta: Igual al de ayer.

Autor: Luis Remacha

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.